Lea Honduras

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

11 enero, 2015 - 10:51 am

Por: Esther Alexandra Garwer yRolando Zelaya y Ferrera

“Acabáis de prestar la promesa constitucional ante la representación del pueblo hondureño, y en consecuencia quedáis en posesión de la Presidencia de la República, a cuyo ejercicio habéis sido llamado por la libre voluntad de vuestros conciudadanos”. (Policarpo Bonilla, 1 de febrero de 1899, entrega mando presidencial al general Terencio Sierra).

Terencio Sierra.

Terencio Sierra.

Queda registrado para la posteridad, según anotaciones del destacado autor Víctor Cáceres Lara en una de sus obras, lo escrito literalmente “En la Historia de Honduras, y en general, de los pueblos latinoamericanos, es fenomenal que se presente el caso de que un gobernante entregue buenamente el mando, siendo lo común que una revolución lo derroque antes de concluir su período, o después, por querer perpetuarse en el poder, cuando no lo pierde con la vida, que le arranca el puñal de un asesino o de un patriota”.

Durante los años de 1899 y 1900 el gobierno del general Terencio Sierra se diferenció del régimen del doctor Policarpo Bonilla por aspectos tales como su empeño en el establecimiento de un ejército disciplinado que mereciera el respeto de los países vecinos, este hecho destacaba la asistencia rigurosa de todos los ciudadanos en edad militar a las denominadas paradas dominicales, la inasistencia a las mismas era penada con arrestos, multas o trabajo en obras públicas.

En el orden material, el general Terencio Sierra fue un gobernante progresista, emprendió la construcción de la carretera del sur aproximadamente al pueblo de La Venta y llevando la importante arteria vial hasta el lugar denominado La Chorrera; inició también trabajos de construcción de la carretera del norte; continuó las obras de ampliación del Hospital General iniciadas por su predecesor; construyó el edificio de la Escuela de Medicina (actualmente oficinas del Correo Nacional); amplió el edificio de la Escuela de Artes y Oficios; estableció talleres artesanales en la Penitenciaría Central; promovió la agricultura estimulando el cultivo del tabaco y se fomentó el establecimiento de fábricas de puros, telares y fábricas de aguas gaseosas, jabones y velas; inició uno de los acontecimientos más importantes en la vida económicos de la República de Honduras, cuando la empresa Vacaro Brother´s Company de New Orleans, fundadores de la Standard Fruit & Steamship Company, que se conocería más tarde como The Standard Fruit Co., inauguró su primera ruta de exportación con el primer barco de bananas desde Honduras hacia New Orleans.

Policarpo Bonilla.

Policarpo Bonilla.

La fruta hondureña encontró buena acogida en el mercado norteamericano y consecuentemente abrió las sendas a más exportaciones y para el año 1902 se construyeron las vías locales de ferrocarril en la costa norte del país, para acomodarse a la expansión en la producción de las plantaciones de banana; realizó contratas para la construcción, por parte de una compañía domiciliada en la ciudad de Atlanta, Georgia, Estados Unidos de América, de una línea férrea entre Omoa y Trujillo pasando por Tela y La Ceiba, a la que pese al tiempo no se concretó; otorgó una concesión a la compañía Ulúa Commercial Company, cultivadora de bananos, a cambio de la construcción de un canal entre la Laguna de Alvarado y el río Chamelecón; se interesaba por la promoción de la labor cultural misma que se desarrolló adquiriendo mucho vigor; se publicaban en el país numerosos periódicos; había un florecimiento literario gracias a la actuación de poetas y escritores; la firmeza de sus convicciones destacada a lo largo de su vida militar y la fama lograda por su actuación en la paz y en la guerra, aunado a su carácter recio y un sistema personalista de arreglar los problemas, más que admirado era temido por los hondureños lo que le facilitó mantener el orden público sin necesidad de aplicar medidas extraordinarias, y gobernar en absoluta tranquilidad promoviendo el progreso nacional.

Su último año de gobierno (1902) está marcado por algo pocas veces visto en Honduras: una balanza favorable con una exportación de 6,170,353.27 contra una importación de 4,377,121.42. Ante esto, no hay más que decir.

BIBLIOGRAFÍA:
Para saber más http://www.historiadehonduras.hn

FUENTES:
1. Cáceres Lara, Víctor, (1978), “Gobernantes de Honduras en el siglo 19”, Editorial Diseños Offset (EDISOFF), Banco Central de Honduras.

Pregunta o solicita temas en nuestras páginas en FACEBOOK:

http://www.facebook.com/pages/Historia-de-Honduras/

http://www.facebook.com/pages/Historias-de-la-Historia-de-Honduras/

https://www.facebook.com/porladignidaddehonduras/

o búsquenos en nuestro blog

http://historiadehondurasenlinea.blogspot.com/

cintillo1

Fuente: http://www.latribuna.hn/2015/01/11/gobierno-de-terencio-sierra-2/