Lea Honduras

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

EL CLUB ROTARIO BRINDA HOMENAJE A FROYLÁN TURCIOS

10 Junio 2017

EL CLUB ROTARIO BRINDA HOMENAJE A FROYLÁN TURCIOSPor: Modesto Martínez

Yo siempre he tratado de seguir los pasos de Froylán Turcios por el mundo; sus aventuras me interesan; su obra intelectual me fascina. Y, sin embargo, tiene ya Froylán mucho tiempo de estar en nuestro país y no lo he buscado. Públicamente vengo aquí a declarar ese pecado y públicamente pido a Froylán que me perdone. Estoy seguro de que me perdonará porque él sabe bien que si no he buscado su persona, no he perdido jamás el contacto con su labor espiritual. Ariel, su alada y culta revista quincenal, es ahora mi lectura favorita. Y la leo con tanto mayor interés cuanto que me llega puntualmente con una noble leyenda manuscrita que es flor perfumada de nuestra vieja amistad: Obsequio del Director.

Froylán: Yo he pensado muchas veces en ir a visitarlo y en reanudar la plática que interrumpimos hace muchos años en el parque de la Leona, en su Tegucigalpa colonial; yo he querido ir personalmente a agradecerle el luminoso presente de su revista Ariel; yo he pensado en llevarlo a mi quinta de Coronado para mostrarle las más bellas flores del país: he deseado llevarlo a mi hogar para que se sienta allí en un medio donde todos lo admiramos y lo 

queremos; pero todo esto se ha quedado en planes, no por falta de voluntad sino por falta de tiempo. Como le decía ayer en nuestra breve entrevista telefónica, yo quiero que el tiempo estire más de lo que puede estirar y por eso trato de realizar más empresas que las que el tiempo permite y se me quedan muchas cosas sin hacer, muchos deberes sin cumplir, muchos anhelos sin satisfacer. De allí que me siento feliz de tener esta oportunidad como Presidente del Club Rotario de Costa Rica y como amigo personal de rendir homenaje a Froylán, a quien tanto admiro y por su medio rendir también homenaje a su Honduras que tanto quiero. El mejor homenaje que puedo hacer a Froylán Turcios, es decir que su obra cultural de tantos años es una labor formidable, comparable por lo intensa y por lo heroica a la de nuestro Joaquín García Monge. Froylán es un apóstol que sabe llegar directamente al alma y con persistencia apostólica ha logrado suscitar no solo en su Patria sino en todo el continente indo-hispano, grandes corrientes de inquietud artística y encender grandes focos de entusiasmo literario que él procura mantener en actividad. Su obra en prosa y verso es muy amplia y toda ella lleva a la par de la belleza de un estilo depurado y de una legítima inspiración. La profundidad y la claridad de pensamiento, porque Turcios es, por sobre todas las cosas, un robusto pensador. Aun en las que pudieran considerarse como las más triviales de sus producciones, en aquellas que parecen hechas de pétalos de flores y de trinos de pájaros para simple entretención, si buscamos con cuidado encontramos el diamante de un noble pensamiento, porque el poeta Turcios no se separa jamás de Turcios, el Pensador. Froylán ha recorrido el mundo no buscando placeres materiales sino tesoros espirituales, y dondequiera que se encuentre, en Tegucigalpa, en París en Roma o en San José de Costa Rica, no interrumpe jamás su labor cultural como si a ella hubiera hecho votos de consagrar su existencia y su pensar.

En las breves frases de este saludo no cabe una descripción somera ni una apreciación rudimentaria de la gran labor literaria y artística de Froylán Turcios; pero las palabras que de él vamos a escuchar nos darán una idea de lo que es y de lo que vale este hondureño que parece ser el último cruzado de la legión romántica y sentimental.

¡Tiene la palabra Froylán!
(f) Modesto Martínez. San José de Costa Rica, 03 de noviembre de 1938.
Fuente: Ariel, Quincenario antológico de Letras, Artes, Ciencias y Misceláneas. Serie X. Número 30. San José de Costa Rica, América Central, 16 de noviembre de 1938. Pp, 788-789.Colaboración de Ismael Zepeda Ordóñez.